Pánico en el convento

Una monja va al médico y le dice:
- Doctor, tengo unos ataques de hipo que no me dejan vivir.

El médico la tranquiliza
- Tenga calma hermana, vamos a ver que es eso.

Después de examinarla le dice:
- Hermana María, usted está embarazada.

La hermana se levanta pálida y sale corriendo del consultorio llena de pánico.

Una hora después el médico recibe una llamada de la superiora del convento.
- Doctor, ¿es verdad lo que dice la hermana María?

- Madre superiora, como ella tenía un fuerte estado de hipo le dije que estaba embarazada. Espero que con el susto se le haya quitado ya.

- Sí, a la hermana María se le quitó el hipo, pero el padre Mateo se tiró desde lo más alto del campanario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada