Abogado y fiscal

En una sala del juzgado, el Juez se dispone para dar inicio al juicio y, en ese momento, el fiscal se levanta y le grita al abogado defensor:

- ¡Es usted un sinvergüenza!

El abogado defensor le responde gritando:

- ¡Y usted es un ladrón!

El Juez toma asiento y tranquilamente dice:

-Bueno, ya que ambas partes se han identificado plenamente, podemos dar inicio a la audiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada