Una mujer se va de vacaciones

Una mujer se va de vacaciones y deja su gato en casa de su hermano.

Al cabo de una semana le llama por teléfono y le dice:
- Oye, ¿cómo está mi gato ?

El hermano la contesta:
- Pues se ha muerto esta mañana, atropellado por un camión.

La hermana se cabrea y le cuelga, pero, a la semana siguiente, vuelve a llamar y le echa la bronca a su hermano, que si es un insensible, que donde tiene su sentido común, y que por qué no empezó diciéndola algo asi como que el gato estaba subido en el tejado y no lo podían bajar…

El caso es que se despiden y al cabo de otra semana vuelve a llamar.

- Hola, ¿que tal ?
- Bien…
- ¿Y mamá? ¿Cómo está mamá?
- Pues verás, se ha subido al tejado y no la podemos bajar…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada