El abogado y la bicicleta

Estaba una persona fuera de un bar y, en ese momento, llega otra persona con una bicicleta.

El recién llegado le dice:

- Por favor, mientras me tomo una copa, toma 10 euros y me cuidas la bicicleta.

La otra persona le responde:

- ¿Cómo?, yo soy abogado

A lo que el dueño de la bicicleta le responde:

- No importa, igual te tengo confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada